Promovimos la sanción de la Ley 27.372 de Derechos y Garantías de las Personas Víctimas de Delitos. Con tal propósito, pusimos en funcionamiento el Centro de Asistencia a las Víctimas de Delitos (CENAVID), que produjo un cambio de paradigma en la atención a las personas afectadas, garantizando su inmediata intervención y acceso a la justicia.

Centralizamos los programas de soporte que existían en el Ministerio de Justicia, los cuales se fortalecieron durante nuestra gestión, entre ellos: el Programa Nacional de Lucha contra la Impunidad (PRONALCI); el Programa Las Víctimas Contra Las Violencias (PVCV); el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata (PNR), y el Cuerpo Interdisciplinario de Protección contra la Violencia Familiar.

Para su implementación, creamos la Línea nacional y gratuita 149 que funciona las 24 hs durante todos los días del año, y conformamos un Cuerpo Especializado de Apoyo Psicosocial para Atención a Víctimas en situaciones de Emergencia y Desastres, con 80 profesionales especialmente capacitados en protección de la salud mental y apoyo psicosocial como estrategia para la reducción de riesgos durante un desastre.